jueves, 10 de julio de 2014

Confort (y III)



Vivimos la vida rodeados de excusas. Excusas que nos ponemos a nosotros mismos para posponer y seguir posponiendo el cambio. Recordemos que todo cambia, esa es una verdad inherente a la vida. Y nos aferramos a lo que somos ahora y a lo que tenemos ahora queriendo impedir ese cambio. Pero eso es imposible. 

Vamos a trabajar a empleos que no nos gustan por miedo a que nos despidan. Porque tenemos una carrera labrada durante años y empezar de cero en algo que nos apetece emprender es terrorífico.

 En general, la culpa de que no realicemos cualquier actividad o negocio no es de la crisis o del Gobierno, es de nuestros propios miedos.


Tones Template | Designed by Pink + Lola