sábado, 5 de julio de 2014

Confort (II)



Emprender cualquier actividad nueva es como salir a correr por primera vez.

¿Estaré lo suficientemente preparado? ¿Aguantaré? ¿Y si me canso a mitad de camino? ¿Tendré agujetas al día siguiente?
Nunca se está lo suficientemente preparado al empezar algo nuevo. Ahí está el reto. Ni siquiera teniendo todo el dinero del mundo te aseguras no tener algún contratiempo, alguna duda. El problema radica en la primera vez. Esa primera vez es intimidante, es la que nos enfrenta a todas esas preguntas cuya respuesta por defecto es “NO”. Lo curioso es que siempre estamos muy preparados para posponer esa actividad que queremos hacer. 

Una vez superada esa primera vez la sensación es liberadora. No era para tanto.


Tones Template | Designed by Pink + Lola