miércoles, 4 de junio de 2014

El TOP TEN del corredor



1)      El entrenamiento. Es la semilla, la raíz, el tallo. Es la base. Los cimientos. Nos haremos con un plan de entrenamiento porque queremos –recuerda, sin obsesiones- terminar una media o un maratón sin dejarnos el aliento en el intento. Es importante ser disciplinado y también escuchar a nuestro cuerpo. El sobreesfuerzo suele conllevar lesiones.

2)      El descanso. ¿Cómo? ¿Descanso? Sí. Los días de descanso y las horas de sueño son fundamentales para asimilar los esfuerzos hechos en los entrenamientos. Son tanto o más importantes que el punto anterior. Rendiremos más y mejor.

3)      Zapatillas. Piensa que si tienes un poco de práctica estarás pisando unas 170-180 veces por minuto. Son muchos impactos para las piernas. Las posibilidades de lesión disminuyen ostensiblemente con unas zapatillas hechas para tu tipo de pisada. 

4)      Alimentación. El combustible. Di adiós a comer bollería industrial con regularidad. Y si puedes, para siempre. Cambia el azúcar por miel. Evita la grasa saturada y la comida rápida. Una alimentación sana y equilibrada es energía para tu cuerpo.

5)      Bebida. Agua y bebida isotónica. Tanto en los entrenamientos como después de ellos. No esperes a tener sed para beber. Hazlo en pequeñas cantidades a lo largo de todo el día.

6)      Motivación. Entrenar un día sí y otro también requiere una capacidad de motivación y fuerza de voluntad enormes. Es un elemento indispensable. Si se agota, únete a un grupo de entrenamiento y volverá a subir.

7)      Costumbres. Hábitos. Preparar una carrera de media o larga distancia es un estilo de vida por sí mismo. Abandonar costumbres como horas y horas viendo la televisión o fumar son procesos necesarios si no queremos ver como nuestros esfuerzos son en vano.

8)      Estiramientos. Deben incluirse en todos y cada uno de nuestros entrenamientos. En cada salida. Suaves antes y a conciencia al terminar. Es el primer paso para evitar lesiones.

9)      Gimnasio. No lo olvides. El entrenamiento de fuerza nos ayudará a resistir mejor las tiradas largas y a evitar lesiones. Entrenar las abdominales para mejorar la postura. El resto del cuerpo para mantenerlo equilibrado.

10)  Salud. Cuídate. Después de esfuerzos grandes y continuados nuestro sistema inmunológico se resiente levemente. El riesgo de pillar un resfriado se maximiza.



Tones Template | Designed by Pink + Lola