jueves, 26 de junio de 2014

El mito de la imposibilidad

Siguiendo con el punto visto anteriormente sobre cómo vencer esas obsesiones e ideologías a las que nos apegamos irracionalmente, existen hechos a los que nos aferramos como rutina, "porque siempre ha sido así".

¿Es imposible ducharnos con agua fría durante un tiempo? ¿Qué ocurre cuando el calentador se estropea? Que nos llega el mal humor, que no vamos a poder ducharnos tranquilamente hasta que no sea reparado. Pero, ¿seríamos capaces de ducharnos con agua fría?

Piénsalo de forma consciente, con esta como con cualquier otra necesidad que carezca de sentido, ve a por ella y véncela. Prescinde de ella. Puede ser una locura, pero hazlo aunque sea por un tiempo, o de forma aleatoria, para darte cuenta de que sí se puede, de que aunque se puede disfrutar del agua caliente -por ejemplo-, puedes sobrevivir sin ella.



Tones Template | Designed by Pink + Lola