martes, 25 de marzo de 2014

Rechazo

Cuando rechazamos alguna característica de otra persona, estás rechazando en su imagen esa característica que está dentro de nosotros.

Quién no tiene un compañero de trabajo o "conocido" al que le cuesta mucho tolerar, que le saca de sus casillas, que provoca en nosotros la peor de las reacciones. Aborrecer a otra persona, desde un punto de vista filosófico, viene dado porque posee alguna cualidad que nos "llega" profundamente y provoca malestar en nosotros. No es otra cosa que un efecto espejo de algo que existe adentro nuestro y no queremos reconocerlo -interiormente-.

Si alguien nos parece insoportable, quizás deberíamos plantearnos en ese momento si nosotros solemos ser insoportables. Si alguien tiene mal genio, podríamos hacer examen de conciencia y ver si en ocasiones nosotros sacamos nuestro mal carácter también.

La persona que saca lo peor de nosotros, en el Zen, es nuestro espejo y por tanto es nuestro maestro espiritual. Es quien más nos va a enseñar sobre nuestro comportamiento.



Tones Template | Designed by Pink + Lola