lunes, 3 de febrero de 2014

Empezar a correr

Uno de los propósitos que más nos hacemos al comenzar un nuevo año es el de empezar a hacer deporte, ya sea ciclismo, ir al gimnasio o practicar el running. Aprovechando la inercia que nos regala este plus de motivación y ganas poco frecuentes de abandonar la vida sedentaria, y sea cual sea nuestra meta (estar en forma, adelgazar...), cálzate las zapatillas y adelante.

No olvides esto: Corre por el placer de correr. Si lo ves como una obligación pronto será como ir a trabajar, y se trata de que sea lo opuesto, una liberación. Si pasado un tiempo no te gusta o te aburre, prueba a salir en grupo. Si aún así no es lo tuyo, busca otro deporte, hay muchos y seguro que uno de ellos te apasionará.

Para comenzar no penséis en metas inalcanzables como correr 45 minutos seguidos seis días por semana. Eso es una locura. Lo fundamental para no aborrecer esta práctica, para que no se convierta en un sufrimiento, es empezar poco a poco. Durante varias semanas no esperes hacer una tirada larga ni correr una hora seguida. Serán varios checkpoints a superar de forma progresiva. Por ejemplo, un modo de iniciarse sería el siguiente:

Semana 1

- Miércoles: 6 minutos caminando - 2 corriendo muy suave - 4 caminando - 2 corriendo muy suave - 5 caminando.

- Sábado: 6 minutos caminando - 3 corriendo muy suave - 4 caminando - 2 corriendo muy suave - 5 caminando.

¿Qué? ¿Solo eso?

Sí, solo eso. No hace falta más. Recuerda que estamos empezando. Además, una visita al médico sería recomendable. Si te puedes hacer un chequeo general de salud, mucho mejor. ¡Prevenir es salud!


Tones Template | Designed by Pink + Lola